domingo, 16 de diciembre de 2007

Muerte a cascoporro

Hoy no ha sido, definitivamente, un "día de la Marmota". Es muy tarde, me duele todo el cuerpo y he estado a punto de morir ahogado, de congelación, o ambas respuestas son válidas, en una isla de mierda (de mierda por el tamaño).

Imagen A: 3 de diciembre de 2006, Málaga y un sol radiante. El año pasado remojábamos las carnes pensando que el cambio climático había conseguido un record histórico por ese baño tan tardío. Todavía no sabía lo que valía un peine.

Imagen B: 16 de diciembre de 2007, Edimburgo y un frío de cojones. La gilipollez humana hace que me remoje en el mar del norte y que me acuerde de este día para el año que viene.

Me van a permitir que no les cuente más hasta mañana, pero es que me siento como un surimi.

PD.: Hoy le comentaba a una amiga (otra señora surimi a esta hora) que yo tenía el paladar ojival y que era un síntoma de retraso mental. Para equilibrar la balanza, sean amables, déjenme que le dé al auto-bombo.


3 comentarios:

Xiki dijo...

La combinación Edimburgo, mar del norte, diciembre y baño, no tiene muy buena pinta,... jejeje, ya contaras más detalles de como fue el rescate!! Y no tienes fotos?! tenía que ser "gracioso"!!

anisdelmono dijo...

vaya aventura, a tu vuelta celebraremos q estas vivo,para sustos el link del autobombo, por un momento creí q eras el primero q aparece en la pagina, (la investigacion os sienta tan mal)

Ascar dijo...

Ole que maquina, y esa barbita te da un toque interesante.
Sobre el paladar ojival ahora comprendo porque al vomitar haces esos sonidos tan impresionantes, jajajajaja